DraMarcelaSaebLima's Blog

dermatopathology.com weblog

Riesgos para la piel en vacaciones

Cuando ya estamos disfrutando de las tan anheladas vacaciones, usualmente no consideramos los posibles riesgos a los que podemos estar expuestos. La razón es muy sencilla: los desconocemos.

Lo más importante ante cualquier riesgo o peligro es conocer y reconocer las circunstancias posibles para evitarlas. Sin embargo, si ya estamos expuestos al riesgo y aparecen lesiones en la piel, también podemos saber que hacer o como actuar.

Al elegir el lugar donde disfrutar las vacaciones usualmente investigamos sitios de recreación, actividades, clima, hospedaje, transporte y alimentos.  Ya que estamos en esa búsqueda de información también podemos estar al tanto de los riesgos a los que podemos estar expuestos ante algunas actividades,  principalmente aquellas que implican exposición a ciertos ecosistemas marítimos y / o terrestres.

En primer lugar se encuentran las quemaduras por la exposición intensa a los rayos solares (UVA y UVB) sin el uso adecuado de protectores solares. Se producen a las horas de la exposición como quemaduras de primer y segundo grado. Las quemaduras de primer grado consisten en enrrojecimiento de la piel acompañado de dolor ardoroso. En estos casos se pueden utilizar compresas frias, analgésicos, cremas lubricantes con aloe vera y cremas con esteroide tópico como hidrocortisona. Sin embargo, en las quemaduras de segundo grado, en las que se observa formación de ampollas, aún mas dolorosas, lo mejor es acudir al médico para recibir una atención adecuada.

El salpullido o miliaria cristalina, usualmente ocurre en infantes y se caracteriza por la aparición de pequeñas pápulas (elevaciones circunscritas de menos de 5 mm en la piel) de color rojizo, con un aspecto de “empedrado” brillante (1).  Se debe a la inflamación y oclusión de las glándulas que producen el sudor, en climas húmedos y calientes y en áreas corporales cubiertas por la ropa. En estos casos se debe de destapar y mantener seca el área, se pueden utilizar compresas frias, evitar el uso de cremas o lociones y es recomendable consultar al médico para el uso de esteroides (hidrocortisona) tópicos (aplicados en la piel).

Con relación a riesgos o accidentes acuátios, siempre existe la posibilidad de alergias a cloro u otros desinfectantes de las albercas. Se manifiesta como enrrojecimiento de la piel, con ligera escama o ampollas y se acompaña de comezón.  Reacciones alérgicas de contacto también se pueden observar con el uso de chanclas, máscaras de buceo, goggles, aletas y se deben al contacto con látex u otros productos plásticos. En estos casos lo mejor es evitar el contacto y se pueden utilizar con recomendación médica esteroides (hidrocortisona) tópicos, así como lubricantes y/o emolientes.

Es muy importante reconocer que la ingesta de ciertos alimentos cítricos, aplicación de perfumes o uso de lociones posterior al rasurado del vello con la subsecuente exposición a los rayos solares, producen quemaduras. Éstas se manifiestan como enrrojecimiento, ampollas o sencillamente manchas oscuras de color café de formas azarosas, principalmente alrededor de la boca y manos. Esto se conoce como fitofotodermatosis (2). Lo ideal es evitar la ingesta de estos alimentos o  la aplicación de estos productos. Si se llegan a ingerir estos alimentos se recomienda lavar muy bien el área con agua y jabón. Si ya se produjo la quemadura pueden utilizarse compresas frias, emolientes o lubricantes y un esteroide tópico. No olviden el uso de protector solar en todo momento.

Si nos exponemos a sitios acuáticos donde se encuentren ciertos animales o parásitos podremos experimentar enfermedades relacionados a éstos. Uno de los más comunes es la quemadura por medusas “agua mala”, mediante un veneno que se encuentra en sus tentáculos. Este veneno al estar en contacto con la piel, produce enrrojecimiento, edema (hinchazón), así como ronchas, con importante dolor y/ o comezón. Dependiendo del tamaño de la medusa pueden observarse reacciones que incluyen hasta reacciones anafilácticas con compromiso de la vía aérea. Ese es un caso de urgencia médica que amerita cuidados inmediatos. En casos leves puede rociarse vinagre en la zona y buscar apoyo médico posterior.  Pueden presentarse ocasionalmente, reacciones tardías con placas eccematosas (piel roja con exudado), en las que el médico dermatólogo debe dar el tratamiento adecuado (3).

Están de moda los tatuajes “temporales” con henna, sin embargo, esta “temporalidad” puede resultar en una reacción alérgica, inclusive con la formación de cicatrices queloides (4). Los tatuajes de henna contienen colorantes negros o marrones. El que produce con mayor frecuencia alergia es paraphenylenediamina (4). Al aplicar cualquier sustancia nueva es importante hacer una prueba de alergia en un sitio no expuesto y revisar a las 48 horas si existe una reacción.

Procura mantenerte siempre informado sobre las posibles reacciones o riesgos que pueden ocurrir en las vacaciones, esto promoverá momentos de gran alegría y regocijo, en lugar de preocupaciones y malas experiencias.

Referencias

1.Seasonal variation in pediatric dermatoses. Indian J Dermatol. 2010;55(1):44-6.

2.Phytophotodermatitis: bulla formation and hyperpigmentation during spring break. Mil Med. Jun 2009; 174(6): 657-61.

3.Successful management of a delayed and persistent cutaneous reaction to jellyfish with pimecrolimus.  J Dermatolog Treat.  2009;20(3):179-80.

4.Contact dermatitis from a presumed allergy to paraphenylednediamine. J Cosmet Dermatol. 2009 Dec;8(4):308-11.

Anuncios

4 julio, 2010 Posted by | Dermatología | , , , , , | 2 comentarios

Garantía de diversión en las vacaciones: usa protector solar.

Si has elegido el mejor lugar donde disfrutar unas cálidas y divertidas vacaciones, has seleccionado el mejor hotel, el mejor plan y la mejor compañía, no querrás que algo lo arruine, y menos una quemadura por exposición inadecuada al sol.  El sol emite rayos luminosos invisibles designados  ultravioleta, del tipo A, B  y C (UVA,  UVB y UVC).

Los rayos UVA y UVB siempre están presentes aún cuando llueva, truene o esté nublado y son los que dañan a corto y largo plazo  tu piel.  A corto plazo y por exposición intensa podemos experimentar una quemadura que va desde leve enrrojecimiento (grado I) hasta formación de ampollas (grado II). Y a largo plazo produce envejecimiento prematuro, como las indeseables arrugas, cambios de coloración, pecas, lunares, hasta tumores, algunos de ellos, mortales como el melanoma.

Hay quienes experimentan por su tipo y color de piel mayor daño a corto y largo plazo. Se han clasificado seis tipos de piel (Fitzpatrick 1,2) según su respuesta a la exposición de los rayos UVA y UVB.  Identifica tu fototipo de piel en esta clasificación.

Fototipo de piel I nunca se broncea y siempre se quema con facilidad

Fototipo de piel II se broncea leve y quema fácilmente

Fototipo de piel III se broncea y quema moderadamente

Fototipo de piel IV se quema poco y se broncea moderadamente con facilidad

Fototipo de piel V se quema poco y broncea intensamente con facilidad

Fototipo de piel VI es aquel que siempre se broncea y nunca se quema

Sin embargo, sin importar el fototipo de piel es necesario utilizar siempre medidas de protección solar en las que se incluye un protector solar, lentes, sombrero, ropa adecuada. Existe poca información acerca del uso de los protectores solares, cual utilizar, cómo utilizarlo, en quienes y por cuanto tiempo.

Los protectores solares se han diseñado para proteger en contra de los rayos UVA y UVB, y los mejores son aquellos que protegen contra ambos, es decir, de amplio espectro.

Qué quiere decir SPF? Son las siglas que representan factor de protección solar que equivale a la dosis de radiación ultravioleta (RUV) necesaria para producir leve eritema en una piel en la que se ha aplicado  protector solar en una cantidad de 2 mg/cm2 en comparación con la cantidad de RUV en la que no se ha aplicado (3). Es ideal utilizar un protector solar con un SPF no menor de 30.  Se ha determinado que un protector solar con SPF 15 bloquea alrededor del 93% de los rayos UVB, un factor de protección solar de 30 bloquea el 97% y uno de 50 bloquea el 98% (4).

Qué cantidad te debes aplicar y en quienes? El uso de protector solar se recomienda para todas las edades, excepto en niños menores de 6 meses en quienes no se deben ni siquiera exponer al sol.  Se debe aplicar en todo el cuerpo incluyendo orejas, piel cabelluda (si has perdido el cabello), nuca, droso de las manos. La cantidad de protector solar que es adecuada utilizar es la que contiene un “caballito” es decir, alrededor de 30 ml, 30 minutos antes de la exposición al sol. Y reaplicar cada dos horas y después de nadar.  Un protector solar resistente al agua protege por 40 minutos de inmersión (5).

Los protectores solares se pueden encontrar en crema, loción, emulsión, leche en spray o gel. Se recomiendan, de preferencia, aquellos en los cuales el vehículo sea crema o  emulsión. Los geles se restrigen para aquellas personas que presentan una piel oleosa (grasosa). En caso de aplicarlo como spray la distancia entre el aplicador y el cuerpo no debe superar los 5 a 7 cm. Como todos los productos manufactorados, los protectores solares también tienen una fecha de caducidad, debes estar al pendiente de ello.

Se ha comprobado que el uso de protectores solares aunado al uso tópico de antioxidantes potencializa el efecto protector y reduce los daños ya producidos por la exposción solar (6).

Otras recomendaciones que debes considerar son:

Evitar la exposición al sol entre las 10:00 am y 4:00 pm

Evitar comer cítricos y algunos alimentos como limón, naranja, guayapa, mango, piña. Ya que éstos funcionan como un potencializador del efecto solar, con la subsecuente quemadura solar y pigmentación de la piel (fitofotodermatitis).

Utilizar un sombrero que cubra tu cuello, orejas, ojos y piel cabelluda.

Utilizar bálsamos en labios con SPF.

Y no menos importante evitar el uso de camas de bronceado, en las que se han demostrado como causantes de cáncer de piel.

Referencias

1.Nature 222, 1081-1082 (14 June 1969)

2.http://www.nature.com/jid/journal/v122/n2/fig_tab/5602158t1.html#figure-title

3.Current sunscreen issues: 2007 Food and Drug Admnistration sunscreen labelling recommendations and combination sunscreen/ insect repellent products. J Am Acad Dermatol 2008; 59 (2): 316-23.

4.Sunscreens in the management of photodermatoses. Skin Therapy Lett.  Jun 2010;15(6):1-3.

5.Human safety and efficacy of ultraviolet filters and sunscreen products. Dermatol Clin. Jan 2006;24(1):35-51.

6.Complementary effects of antioxidants and sunscreens in reducing UV-induced skin damages as demonstrated by skin biomarker expression. J Cosmet Laser Ther. Jun 2010;12(3):157-62.

4 julio, 2010 Posted by | Dermatología | , , | 1 comentario