DraMarcelaSaebLima's Blog

dermatopathology.com weblog

¿Qué es la alopecia? Pregunta al dermatólogo

La caída del cabello o alopecia (término médico) es un problema dermatológico usualmente de gran impacto para los pacientes, por lo que, es de trascendental importancia reconocer las formas de alopecia  y  sus causas.

Es común  que perdamos alrededor de 100 cabellos diarios como parte del ciclo normal del pelo. Este ciclo permite el cremiento del pelo, restauración y su desecho.  Sin embargo, cuando se supera esta cifra es importante reconocer la causa que lo genera.

La caída anormal de cabello afecta hasta el 50% de los hombres y mujeres en algún momento de su vida (1).  Puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero comúnmente se localiza en la piel cabelluda (cuero cabelludo). Para las mujeres el cabello es un signo de identidad, de personalidad, sexualidad y de atracción por lo que el impacto   psicológico de la pérdida de éste, suele ser mayor. Daña su autoestima y la imagen que tienen de su cuerpo. Eventos de fuerte estrés pueden favorecer episodios de alopecia, es decir, las mujeres que manejan altos niveles de estrés tienen once veces mayor riesgo de experimentar pérdida del cabello (2).

Los dermatólogos pertinentemente han creado una clasificación para el mejor abordaje o estudio de las alopecias. Es decir, cuando un paciente solicita una consulta por pérdida excesiva del cabello, se realiza una revisión de la piel cabelluda, una prueba de tracción y hasta una toma de biopsia.  Con estos elementos es posible definir si se trata de una pérdida de cabello a) localizada (parches o áreas) ó difusa, así como, si produce cicatriz o no la produce (alopecia cicatrizales y no cicatrizales).

Durante la revisión e interrogatorio se pueden reconocer hábitos que ocasionen la caída del cabello. Así por ejemplo, el uso excesivo de permanentes, tintes, peinados con desrizadores, tracción por uso de “cola de caballo” o secadores.  Todos éstos contribuyentes al daño del tallo del pelo, su inserción en la piel cabelluda y su consecuente caída.

Al interrogatorio se pueden identificar causas sistémicas que favorezcan la pérdida de cabello, como dieta inadecuada, enfermedades que afecten la glándula tiroides, alteraciones de las hormonas sexuales o uso de medicamentos como quimioterapia.  Es decir, al identificar una fuente sistémica, y dar tratamiento a ésta, la pérdida del cabello se recuperará con el uso de champús adecuados y tratamientos locales con vitaminas.

Sin embargo, cuando se evidencia una pérdida focal en su forma no cicatrizal, estamos ante la evidencia de trastornos de la unidad folicular, como alopecia areata, tiña o infección por hongos, tracción, por hábito de comerse el pelo (tricotilomanía) o por hábitos al peinarse y utilizar cosméticos agresivos.

Si la pérdida del cabello es difusa no cicatrizal puede ser con un patrón femenino (que deja la línea frontal intacta) o patrón masculino – alopecia androgenética (que inicia en la zona frontal de la piel cabelluda). Puede deberse a una pérdida del cabello en su fase de telógeno (último estadio del ciclo del pelo) como en el post parto, ó por pérdida en su fase de anágeno (primer estadio de crecimiento en el ciclo del pelo) por ejemplo, posterior a tratamientos con quimioterapia. También una producción inadecuada y excesiva de grasa en la piel cabelluda (dermatitis seborreica), genera descamación (caspa) y una consecuente caída del cabello.

Cuando la pérdida del cabello deja zonas de cicatriz la causas principales son lupus eritematoso cutáneo, liquen plano pilar, alopecia frontal fibrosante o alopecia central centrífuga cicatrizal, para lo cual es indispensable la toma de biopsia en dos sitios diferentes.

Es muy importante mantener un cuidado adecuado de la piel cabelluda, con el uso de champús suaves o el uso de champús medicados si existe esta descamación conocida como caspa. Utilizar con menos frecuencia secadores, tintes, permanentes, tracción excesiva. Pueden aplicarse ampolletas que contengan complejos vitamínicos y que favorezcan un saludable ciclo del cabello.  Y no por mencionarse en último lugar, una dieta adecuada siempre suplirá de forma sistémica los complejos vitamínicos para el cabello y la piel.

Referencias

1. Price VH. Treatment of hair loss. N Engl J Med 1999; 341(13):964-73.

2. York J, Nicholson T, Minors P. Stressful life eventes and loss of hair among adult women, a case-control study. Psychol Rep 1998; 82: 1044-6.

Anuncios

31 mayo, 2011 Posted by | Dermatología | 2 comentarios

Estrías: preguntas comunes

-¿Qué son las estrías?

Respuesta:  Se conocen también como estrías de distensión ó marcas de estiramiento. Cuando éstas son inmaduras o recientes se caracterizan por áreas planas o ligeramente elevadas en la piel de color rosado a violáceo, que pueden producir comezón. Con el tiempo se vuelven blanquecinas, planas o deprimidas, usualmente en sitios que han sufrido un incremento de volumen, como el embarazo, el crecimiento en la pubertad, ejercicio.

-¿Cómo se producen?

Respuesta: Existen diferentes explicaciones y causas de las estrías.  Como lo son infecciones en las que se libera una sustancia que daña el tejido de colágena y fibras elásticas, el efecto mecánico de estiramiento que propone la ruptura del tejido conectivo (obesidad, embarazo, levantamiento de pesas) o por crecimiento exagerado en la pubertad. Así también se han considerado relacionadas a incrementos en los niveles de hormonas esteroideas, enfermedades crónicas del hígado o factores de inmunosupresión.

-¿Cómo se desarrollan?

Respuesta:  Existe inicialmente una importante inflamación de la piel (en la dermis- parte media de la piel) con la posterior reorganización de las fibras de colágena en forma paralela a la epidermis, con la final pérdida de éstas y de las fibras elásticas (fibrilina), sumado a un aplanamiento de la epidermis (parte superficial de la piel).

-¿Se relacionan con la obesidad o el peso corporal?

Respuesta: Si, con mayor frecuencia se relaciona con un incremento abrupto del peso corporal o incremento en la talla o dimensiones de ciertas áreas del cuerpo (muslos, glúteos, brazos, región lumbar).

-¿A qué edad son más frecuentes?

Respuesta:  En la pubertad o adultos jóvenes. Las mujeres son afectadas 2.5 veces más que  los hombres y hasta en el 90% de sus embarazos

-¿El tipo de piel (blanca o apiñada o negra) tiene algo que ver con su presencia?

Respuesta:  No se ha identificado una diferencia en incidencia por fototipo de piel. Sin embargo el color de las estrías si se modifica con el color de piel y se observan con mayor frecuencia estrías negras y menos blancas o violáceas en personas con color del piel negro.  También según el tipo de piel será la respuesta al tratamiento, es decir en pieles morenas a negras es indispensable calcular los efectos adversos.

-¿En los hombres en que zonas son más comunes?

Respuesta:  En los hombres se afectan más muslos y región lumbosacra, o en su defecto brazos si es que se practica el levantamiento de pesas.

-¿De qué manera se pueden evitar?

Respuesta: La forma ideal de evitarlas, sería no involucrarse en mecanismos de estiramiento de la piel abruptos, como obesidad en corto tiempo o levantamiento de pesas de forma no gradual. Sin embargo, las otras causas se vuelven difíciles de predecir y controlar. Como el crecimiento de la pubertad, el embarazo, o enfermedades que se manifiestan inicialmente con incremento de volumen en ciertas áreas, como síndrome de Cushing, inmunodeficiencias, etc.  Se han planteado modalidades preventivas como el masaje, el uso de cremas con mentol (verum), multivitamínicos tópicos (vitamina A, vitamina E), ácido hialurónico (crema alphastria)  con una respuesta alentadora en la prevención de la formación de estrías.  El uso de cremas que contienen el extracto de Centella asiactica, vitamina E e hidrolizados de colágena y elastina (nombre comercial Trofolastina) también han demostrado prevenir el desarrollo de estrías.  Es importante recalcar que no se ha comprobado que la pérdida de peso solo o aunado a ejercicio prevengan o mejoren las estrías.

-¿Si ya están presentes cuales son los esquema de tratamiento?

Respuesta: Se pueden utilizar en su fase inicial (inflamatoria) cremas con tretinoína con resultados variables, pero con una disminución alrededor del 20% en su tamaño.  El peeling con ácido tricloroacético se ha utilizado por mucho tiempo, sin embargo, a concentraciones del 15-20% logra mejoría en la textura y color solamente, sin llegar a la desaparición.  Diversa tecnología de láser se ha utilizado, siendo actuálmente el de mayor eficacia y seguridad la fototermolisis fraccionada.

-¿Se pueden tratar en casa o se requiere el apoyo de un especialista o acudir a una clínica?

Respuesta: Todos los tratamientos relacionados con la piel deben ser evaluados por el especialista (dermatólogo) para ofrecer el mejor diagnóstico e individualizar los tratamientos con un adecuado seguimiento de posibles complicaciones.  Es de gran riesgo aplicar tratamientos en casa, sobre todo en mujeres embarazadas quienes pueden sufrir complicaciones para ellas o el bebé.

-¿Es posible que desaparezcan? 

Respuesta: Ningún estudio ha demostrado la desaparición completa de las estrías, sin embargo, se logra una mejoría considerable con algunas terapias.

29 mayo, 2011 Posted by | Dermatología | 2 comentarios

Riesgos para la piel en vacaciones

Cuando ya estamos disfrutando de las tan anheladas vacaciones, usualmente no consideramos los posibles riesgos a los que podemos estar expuestos. La razón es muy sencilla: los desconocemos.

Lo más importante ante cualquier riesgo o peligro es conocer y reconocer las circunstancias posibles para evitarlas. Sin embargo, si ya estamos expuestos al riesgo y aparecen lesiones en la piel, también podemos saber que hacer o como actuar.

Al elegir el lugar donde disfrutar las vacaciones usualmente investigamos sitios de recreación, actividades, clima, hospedaje, transporte y alimentos.  Ya que estamos en esa búsqueda de información también podemos estar al tanto de los riesgos a los que podemos estar expuestos ante algunas actividades,  principalmente aquellas que implican exposición a ciertos ecosistemas marítimos y / o terrestres.

En primer lugar se encuentran las quemaduras por la exposición intensa a los rayos solares (UVA y UVB) sin el uso adecuado de protectores solares. Se producen a las horas de la exposición como quemaduras de primer y segundo grado. Las quemaduras de primer grado consisten en enrrojecimiento de la piel acompañado de dolor ardoroso. En estos casos se pueden utilizar compresas frias, analgésicos, cremas lubricantes con aloe vera y cremas con esteroide tópico como hidrocortisona. Sin embargo, en las quemaduras de segundo grado, en las que se observa formación de ampollas, aún mas dolorosas, lo mejor es acudir al médico para recibir una atención adecuada.

El salpullido o miliaria cristalina, usualmente ocurre en infantes y se caracteriza por la aparición de pequeñas pápulas (elevaciones circunscritas de menos de 5 mm en la piel) de color rojizo, con un aspecto de “empedrado” brillante (1).  Se debe a la inflamación y oclusión de las glándulas que producen el sudor, en climas húmedos y calientes y en áreas corporales cubiertas por la ropa. En estos casos se debe de destapar y mantener seca el área, se pueden utilizar compresas frias, evitar el uso de cremas o lociones y es recomendable consultar al médico para el uso de esteroides (hidrocortisona) tópicos (aplicados en la piel).

Con relación a riesgos o accidentes acuátios, siempre existe la posibilidad de alergias a cloro u otros desinfectantes de las albercas. Se manifiesta como enrrojecimiento de la piel, con ligera escama o ampollas y se acompaña de comezón.  Reacciones alérgicas de contacto también se pueden observar con el uso de chanclas, máscaras de buceo, goggles, aletas y se deben al contacto con látex u otros productos plásticos. En estos casos lo mejor es evitar el contacto y se pueden utilizar con recomendación médica esteroides (hidrocortisona) tópicos, así como lubricantes y/o emolientes.

Es muy importante reconocer que la ingesta de ciertos alimentos cítricos, aplicación de perfumes o uso de lociones posterior al rasurado del vello con la subsecuente exposición a los rayos solares, producen quemaduras. Éstas se manifiestan como enrrojecimiento, ampollas o sencillamente manchas oscuras de color café de formas azarosas, principalmente alrededor de la boca y manos. Esto se conoce como fitofotodermatosis (2). Lo ideal es evitar la ingesta de estos alimentos o  la aplicación de estos productos. Si se llegan a ingerir estos alimentos se recomienda lavar muy bien el área con agua y jabón. Si ya se produjo la quemadura pueden utilizarse compresas frias, emolientes o lubricantes y un esteroide tópico. No olviden el uso de protector solar en todo momento.

Si nos exponemos a sitios acuáticos donde se encuentren ciertos animales o parásitos podremos experimentar enfermedades relacionados a éstos. Uno de los más comunes es la quemadura por medusas “agua mala”, mediante un veneno que se encuentra en sus tentáculos. Este veneno al estar en contacto con la piel, produce enrrojecimiento, edema (hinchazón), así como ronchas, con importante dolor y/ o comezón. Dependiendo del tamaño de la medusa pueden observarse reacciones que incluyen hasta reacciones anafilácticas con compromiso de la vía aérea. Ese es un caso de urgencia médica que amerita cuidados inmediatos. En casos leves puede rociarse vinagre en la zona y buscar apoyo médico posterior.  Pueden presentarse ocasionalmente, reacciones tardías con placas eccematosas (piel roja con exudado), en las que el médico dermatólogo debe dar el tratamiento adecuado (3).

Están de moda los tatuajes “temporales” con henna, sin embargo, esta “temporalidad” puede resultar en una reacción alérgica, inclusive con la formación de cicatrices queloides (4). Los tatuajes de henna contienen colorantes negros o marrones. El que produce con mayor frecuencia alergia es paraphenylenediamina (4). Al aplicar cualquier sustancia nueva es importante hacer una prueba de alergia en un sitio no expuesto y revisar a las 48 horas si existe una reacción.

Procura mantenerte siempre informado sobre las posibles reacciones o riesgos que pueden ocurrir en las vacaciones, esto promoverá momentos de gran alegría y regocijo, en lugar de preocupaciones y malas experiencias.

Referencias

1.Seasonal variation in pediatric dermatoses. Indian J Dermatol. 2010;55(1):44-6.

2.Phytophotodermatitis: bulla formation and hyperpigmentation during spring break. Mil Med. Jun 2009; 174(6): 657-61.

3.Successful management of a delayed and persistent cutaneous reaction to jellyfish with pimecrolimus.  J Dermatolog Treat.  2009;20(3):179-80.

4.Contact dermatitis from a presumed allergy to paraphenylednediamine. J Cosmet Dermatol. 2009 Dec;8(4):308-11.

4 julio, 2010 Posted by | Dermatología | , , , , , | 2 comentarios

Garantía de diversión en las vacaciones: usa protector solar.

Si has elegido el mejor lugar donde disfrutar unas cálidas y divertidas vacaciones, has seleccionado el mejor hotel, el mejor plan y la mejor compañía, no querrás que algo lo arruine, y menos una quemadura por exposición inadecuada al sol.  El sol emite rayos luminosos invisibles designados  ultravioleta, del tipo A, B  y C (UVA,  UVB y UVC).

Los rayos UVA y UVB siempre están presentes aún cuando llueva, truene o esté nublado y son los que dañan a corto y largo plazo  tu piel.  A corto plazo y por exposición intensa podemos experimentar una quemadura que va desde leve enrrojecimiento (grado I) hasta formación de ampollas (grado II). Y a largo plazo produce envejecimiento prematuro, como las indeseables arrugas, cambios de coloración, pecas, lunares, hasta tumores, algunos de ellos, mortales como el melanoma.

Hay quienes experimentan por su tipo y color de piel mayor daño a corto y largo plazo. Se han clasificado seis tipos de piel (Fitzpatrick 1,2) según su respuesta a la exposición de los rayos UVA y UVB.  Identifica tu fototipo de piel en esta clasificación.

Fototipo de piel I nunca se broncea y siempre se quema con facilidad

Fototipo de piel II se broncea leve y quema fácilmente

Fototipo de piel III se broncea y quema moderadamente

Fototipo de piel IV se quema poco y se broncea moderadamente con facilidad

Fototipo de piel V se quema poco y broncea intensamente con facilidad

Fototipo de piel VI es aquel que siempre se broncea y nunca se quema

Sin embargo, sin importar el fototipo de piel es necesario utilizar siempre medidas de protección solar en las que se incluye un protector solar, lentes, sombrero, ropa adecuada. Existe poca información acerca del uso de los protectores solares, cual utilizar, cómo utilizarlo, en quienes y por cuanto tiempo.

Los protectores solares se han diseñado para proteger en contra de los rayos UVA y UVB, y los mejores son aquellos que protegen contra ambos, es decir, de amplio espectro.

Qué quiere decir SPF? Son las siglas que representan factor de protección solar que equivale a la dosis de radiación ultravioleta (RUV) necesaria para producir leve eritema en una piel en la que se ha aplicado  protector solar en una cantidad de 2 mg/cm2 en comparación con la cantidad de RUV en la que no se ha aplicado (3). Es ideal utilizar un protector solar con un SPF no menor de 30.  Se ha determinado que un protector solar con SPF 15 bloquea alrededor del 93% de los rayos UVB, un factor de protección solar de 30 bloquea el 97% y uno de 50 bloquea el 98% (4).

Qué cantidad te debes aplicar y en quienes? El uso de protector solar se recomienda para todas las edades, excepto en niños menores de 6 meses en quienes no se deben ni siquiera exponer al sol.  Se debe aplicar en todo el cuerpo incluyendo orejas, piel cabelluda (si has perdido el cabello), nuca, droso de las manos. La cantidad de protector solar que es adecuada utilizar es la que contiene un “caballito” es decir, alrededor de 30 ml, 30 minutos antes de la exposición al sol. Y reaplicar cada dos horas y después de nadar.  Un protector solar resistente al agua protege por 40 minutos de inmersión (5).

Los protectores solares se pueden encontrar en crema, loción, emulsión, leche en spray o gel. Se recomiendan, de preferencia, aquellos en los cuales el vehículo sea crema o  emulsión. Los geles se restrigen para aquellas personas que presentan una piel oleosa (grasosa). En caso de aplicarlo como spray la distancia entre el aplicador y el cuerpo no debe superar los 5 a 7 cm. Como todos los productos manufactorados, los protectores solares también tienen una fecha de caducidad, debes estar al pendiente de ello.

Se ha comprobado que el uso de protectores solares aunado al uso tópico de antioxidantes potencializa el efecto protector y reduce los daños ya producidos por la exposción solar (6).

Otras recomendaciones que debes considerar son:

Evitar la exposición al sol entre las 10:00 am y 4:00 pm

Evitar comer cítricos y algunos alimentos como limón, naranja, guayapa, mango, piña. Ya que éstos funcionan como un potencializador del efecto solar, con la subsecuente quemadura solar y pigmentación de la piel (fitofotodermatitis).

Utilizar un sombrero que cubra tu cuello, orejas, ojos y piel cabelluda.

Utilizar bálsamos en labios con SPF.

Y no menos importante evitar el uso de camas de bronceado, en las que se han demostrado como causantes de cáncer de piel.

Referencias

1.Nature 222, 1081-1082 (14 June 1969)

2.http://www.nature.com/jid/journal/v122/n2/fig_tab/5602158t1.html#figure-title

3.Current sunscreen issues: 2007 Food and Drug Admnistration sunscreen labelling recommendations and combination sunscreen/ insect repellent products. J Am Acad Dermatol 2008; 59 (2): 316-23.

4.Sunscreens in the management of photodermatoses. Skin Therapy Lett.  Jun 2010;15(6):1-3.

5.Human safety and efficacy of ultraviolet filters and sunscreen products. Dermatol Clin. Jan 2006;24(1):35-51.

6.Complementary effects of antioxidants and sunscreens in reducing UV-induced skin damages as demonstrated by skin biomarker expression. J Cosmet Laser Ther. Jun 2010;12(3):157-62.

4 julio, 2010 Posted by | Dermatología | , , | 1 comentario

Fotoenvejecimiento cutáneo: signos, prevención y tratamiento

¿Qué quiere decir fotoenvejecimiento cutáneo? ¿Cómo se manifiesta? ¿Existe alguna forma de prevenirlo? ¿Cuáles son los tratamientos disponibles? Estas son las principales preguntas que los pacientes manifiestan en la consulta dermatológica. Más ahora que la expectativa de vida ha incrementado y se predice que para el año 2050 será, en promedio de 81 años. Esto establece que la población estará en mayor riesgo de padecer enfermedades dermatológicas, especialmente fotoenvejecimiento y cáncer de la piel (1).

Envejecimiento es el proceso por el cual cualquier órgano del cuerpo disminuye su función y su capacidad de reserva, incluyendo la piel. Fotoenvejecimiento es cuando a este proceso intrínseco, se superponen los daños inducidos por exposición crónica a los rayos ultravioleta (RUV), que desencadenan la mayor parte de los cambios en la apariencia de la piel asociados a la edad.  El fotoenvejecimiento  es un problema mundial que ha creado una industria de 10 billones de dólares en productos para la piel, y que tienen una importante relación con el desarrollo de tumores cutáneos (2).

El proceso de fotoenvejecimiento incluye daños moleculares y estructurales en la piel, como inflamación, disminución en la síntesis de colágena, engrosamiento o proliferación de la epidermis (parte superficial de la piel), degradación incompleta de fragmentos de colágena, y oxidación de proteínas. Todas estas modificaciones se traducen clínicamente en una piel delgada (atrófica), arrugas, cambios en la coloración con un aspecto amarillento, a manchas blancas ovales o redondas o manchas oscuras irregulares, apariencia coriácea (de cuero), telangiectasias (vasos sanguíneos evidentes). También se acompañan de la aparición de lesiones benignas como queratosis seborreicas o léntigos (elevaciones o manchas de color café claro a oscuro), hiperplasias sebáceas (lesiones elevadas amarillentas con depresión central); lesiones premalignas como queratosis actínicas (placas rojas con escama), o tumores malignos como carcinomas basocelulares, carcinomas escamocelulares o melanoma (3).

Lo más importante es prevenir o disminuir la aparición de estos cambios, tras la aplicación de protectores solares, que van a evitar el efecto perjudicial de los rayos solares (RUV).  Los protectores solares se deben aplicar todos los días (aún cuando esté nublado o lloviendo), cada 3-4 horas. Las presentaciones incluyen desde geles hasta cremas y su selección se determinará según el tipo de piel. Es decir, para una piel con tendencia grasosa ó acnéica se recomiendan geles o emulsiones, para una piel seca o madura se recomiendan presentaciones en crema.  Es recomendable que se utilicen protectores solares con un factor de protección (SPF) al menos de 30.

Pueden utilizarse antioxidantes tópicos, aunque internamente la piel contiene algunas sustancias con esa acción (4). Los antioxidantes actúan reduciendo los radicles libres que son los encargados del daño celular por oxidación. Ejemplos de antioxidantes incluyen vitamina C, vitamina E, flavonoides, prozyanidina y polifenoles como el resveratrol (5).  También se ha determinado que una dieta baja en grasas o aquellas que incluyen ácidos grasos como omega-3, confieren un efecto protector mediante la disminución en la inflamación y sustancias carcinogénicas (6).

También se ha comprobado la gran eficacia que tiene la aplicación de retinoides como el ácido retinóico, isotretinoina o tazaroteno en disminuir el grosor de la piel, cambios en la coloración y arrugas. Otros compuestos que mejoran las arrugas, el aspecto coriáceo y la variabilidad en la coloración de la piel por fotoenvejecimiento, son los alfa-hidroxi ácidos (ácido láctico, ácido cítrico, ácido málico y ácido glicólico).

Otros tratamientos incluyen peelings, láser de CO2, terapia fotodinámica, thermage, fraxel, así como aplicación de rellenos o toxina botulínica. Todos estos se recomienda que sean aplicados por especialistas en su consultorio y con amplia  experiencia.

Finalmente, las lesiones benignas, premalignas y malignas, deben ser valoradas por el especialista dermatólogo, cirujano plástico o cirujano oncólogo para dar el mejor tratamiento y seguimiento.

Referencias

1.A lifetime of healthy skin: implications for women. Int J Fertil Womens Med. 1999 Mar-Apr;44(2):83-95.

2.Photoageing: mechanism, prevention and therapy. Br J Dermatol 2007;157:874-887.

3.Photoaging: pathogenesis, prevention and treatment. In: Geriatric Dermatology (Gilchrest BA, ed.). Philadelphia: WB Saunders, 2001; 643.

4.Why does the skin age? Intrinsic aging, photoaging and their pathophysiology. In: Photoaging (Rigel S, Weiss RA, Lim HW, Dover JS, eds). New York: Marcel Dekker, 2004; 1–13.

5.Photochemoprevention by botanical anti-oxidants. Skin Pharmacol Appl Skin Physiol 2002;15:297–306.

6.Nutritional protection against skin damage from sunlight. Annu Rev Nutr 2004; 24:173–200.

4 julio, 2010 Posted by | Dermatología | , , , , | 6 comentarios

Celulitis: qué es y tratamientos actuales

Cuando se trata del tema de celulitis, parece que todos sabemos que es y las miles de formas de tratarla.

El término de celulitis fue acuñado por la literatura francesa hace 150 años(1). Los sinónimos de esta entidad incluyen, adiposis edematosa, dermopaniculosis deformante, lipoesclerosis nodular, lipodistrofia ginoide y paniculopatía edematofibroesclerótica, todos términos médicos confusos, sin embargo, celulitis es el término que todos entendemos.

La entidad conocida como celulitis es una alteración del tejido subcutáneo adiposo  (graso) que produce modificaciones en el cuerpo de la mujer. Se manifiesta como depresiones y nódulos (elevaciones circunscritas de la piel mayores a 5 mm). Afecta la región pélvica, muslos, piernas y el abdomen. Se produce por la herniación del tejido adiposo a través del tejido conectivo fibroso, dando el aspecto de “piel de naranja”.

La celulitis está determinada genéticamente, y se modifica por factores como etnia (raza), es decir, las mujeres blancas lo padecen más que las asiáticas; por el estilo de vida, como dieta alta en carbohidratos (azúcares), vida sedentaria (sin ejercicio) y embarazo.

En la celulitis el riego sanguíneo se ven afectado favoreciendo edema, dismunición en la oxigenación y microhemorragias, además de que existe inflamación focal.  La celulitis se ha clasificado en tres grados: el grado I se presenta al pellizcar la zona y producir la imagen de “colchón”, el grado II muestra esa apariencia al estar de pie y desaparece al acostarse, y el grado III se observa al estar de pie y al estar acostada.

El tratamiento consiste en disminuir los factores que la agravan, aplicación de cremas tópicas, hasta procedimientos invasivos como lipólisis (destrucción de la grasa) o liposucción (eliminación mecánica de ésta).

Dentro de factores que la agravan se encuentra el peso corporal, por lo que se recomienda disminuir el peso con lo que la apariencia mejora.

El uso de Endermologie es una técnica francesa en la que por un método mecánico se busca la movilización del tejido graso de las áreas afectadas. Este método no ha mostrado evidente éxito y supone que la reducción lograda es efecto o influencia sobre la pérdida de peso.

En la liposucción, se disminuye por eliminación el depósito de tejido graso profundo, sin embargo, los efectos sobre el tejido graso superficial no son alentadores. Esta técnica se limita ante la posible muerte de la piel (necrosis) cuando se tratan áreas extensas. Se ha demostrado superioridad de la lipoescultura ultrasónica, más segura y menos destructiva.

Subcisión, es una técnica invasiva, en la que una aguja se introduce en el tejido graso, en dirección paralela a la superficie de la piel, destruyendo los septos fibrosos o separaciones del tejido adiposo.

La mesoterapia es una técnica en la que se inyecta varias sustancias que intentan disolver el tejido graso. Dentro de estas sustancias se encuentran cafeína, aminofilina y teofilina, lo que produce destrucción (lipólisis) de al grasa. El resultado es impredicible y los riesgos o efectos adversos incluyen hinchazón (edema), moretones, infecciones, reacciones tipo urticaria y contornos irregulares de la piel.

Tratamientos con radiofrecuencia bipolar o unipolar (TriActive y VelaSmooth), generan calor mediante la interacción con agua y el tejido graso, lo que modifica el tejido fibroso de los septos y la grasa. Los resultados son variables.

La liposucción asistida con láser se ha vuelto popular entre los cirujanos y dermatólogos, en áreas pequeñas.

Los tratamientos locales con medicamentos, carecen de evidencia científica y de la evaluación a largo plazo. De éstos, solo el uso de ácido retinóico por seis meses, ha mostrado una leve mejoría.

La criolisis selectiva, es una técnica novedosa, potencialmente efectiva, en la que mediante el uso de frio, se logra la cristalización de las grasas dentro de las células, disminuyendo con esto el espesor de tejido adiposo. Puede seguir este link con lo más nuevo y útil http://www.skinandallergynews.com/single-view/cryolipolysis-can-recontour-but-choose-your-candidates-carefully/ae2e596546.html

Son muchas las modalidades terapéuticas para una sola entidad, lo que refleja la complejidad y eficacia impredesible de los tratamientos actuales.

Referencias

1. So-called cellulite. J Dermatol Surg Oncol 1978;4:230-4.

2. Treatment of cellulite. J Am Acad Dermatol 2010;62: 361-384.

4 julio, 2010 Posted by | Dermatología | , , , , , , | 9 comentarios