DraMarcelaSaebLima's Blog

dermatopathology.com weblog

¿Qué es la alopecia? Pregunta al dermatólogo

La caída del cabello o alopecia (término médico) es un problema dermatológico usualmente de gran impacto para los pacientes, por lo que, es de trascendental importancia reconocer las formas de alopecia  y  sus causas.

Es común  que perdamos alrededor de 100 cabellos diarios como parte del ciclo normal del pelo. Este ciclo permite el cremiento del pelo, restauración y su desecho.  Sin embargo, cuando se supera esta cifra es importante reconocer la causa que lo genera.

La caída anormal de cabello afecta hasta el 50% de los hombres y mujeres en algún momento de su vida (1).  Puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero comúnmente se localiza en la piel cabelluda (cuero cabelludo). Para las mujeres el cabello es un signo de identidad, de personalidad, sexualidad y de atracción por lo que el impacto   psicológico de la pérdida de éste, suele ser mayor. Daña su autoestima y la imagen que tienen de su cuerpo. Eventos de fuerte estrés pueden favorecer episodios de alopecia, es decir, las mujeres que manejan altos niveles de estrés tienen once veces mayor riesgo de experimentar pérdida del cabello (2).

Los dermatólogos pertinentemente han creado una clasificación para el mejor abordaje o estudio de las alopecias. Es decir, cuando un paciente solicita una consulta por pérdida excesiva del cabello, se realiza una revisión de la piel cabelluda, una prueba de tracción y hasta una toma de biopsia.  Con estos elementos es posible definir si se trata de una pérdida de cabello a) localizada (parches o áreas) ó difusa, así como, si produce cicatriz o no la produce (alopecia cicatrizales y no cicatrizales).

Durante la revisión e interrogatorio se pueden reconocer hábitos que ocasionen la caída del cabello. Así por ejemplo, el uso excesivo de permanentes, tintes, peinados con desrizadores, tracción por uso de “cola de caballo” o secadores.  Todos éstos contribuyentes al daño del tallo del pelo, su inserción en la piel cabelluda y su consecuente caída.

Al interrogatorio se pueden identificar causas sistémicas que favorezcan la pérdida de cabello, como dieta inadecuada, enfermedades que afecten la glándula tiroides, alteraciones de las hormonas sexuales o uso de medicamentos como quimioterapia.  Es decir, al identificar una fuente sistémica, y dar tratamiento a ésta, la pérdida del cabello se recuperará con el uso de champús adecuados y tratamientos locales con vitaminas.

Sin embargo, cuando se evidencia una pérdida focal en su forma no cicatrizal, estamos ante la evidencia de trastornos de la unidad folicular, como alopecia areata, tiña o infección por hongos, tracción, por hábito de comerse el pelo (tricotilomanía) o por hábitos al peinarse y utilizar cosméticos agresivos.

Si la pérdida del cabello es difusa no cicatrizal puede ser con un patrón femenino (que deja la línea frontal intacta) o patrón masculino – alopecia androgenética (que inicia en la zona frontal de la piel cabelluda). Puede deberse a una pérdida del cabello en su fase de telógeno (último estadio del ciclo del pelo) como en el post parto, ó por pérdida en su fase de anágeno (primer estadio de crecimiento en el ciclo del pelo) por ejemplo, posterior a tratamientos con quimioterapia. También una producción inadecuada y excesiva de grasa en la piel cabelluda (dermatitis seborreica), genera descamación (caspa) y una consecuente caída del cabello.

Cuando la pérdida del cabello deja zonas de cicatriz la causas principales son lupus eritematoso cutáneo, liquen plano pilar, alopecia frontal fibrosante o alopecia central centrífuga cicatrizal, para lo cual es indispensable la toma de biopsia en dos sitios diferentes.

Es muy importante mantener un cuidado adecuado de la piel cabelluda, con el uso de champús suaves o el uso de champús medicados si existe esta descamación conocida como caspa. Utilizar con menos frecuencia secadores, tintes, permanentes, tracción excesiva. Pueden aplicarse ampolletas que contengan complejos vitamínicos y que favorezcan un saludable ciclo del cabello.  Y no por mencionarse en último lugar, una dieta adecuada siempre suplirá de forma sistémica los complejos vitamínicos para el cabello y la piel.

Referencias

1. Price VH. Treatment of hair loss. N Engl J Med 1999; 341(13):964-73.

2. York J, Nicholson T, Minors P. Stressful life eventes and loss of hair among adult women, a case-control study. Psychol Rep 1998; 82: 1044-6.

Anuncios

31 mayo, 2011 Posted by | Dermatología | 2 comentarios

Estrías: preguntas comunes

-¿Qué son las estrías?

Respuesta:  Se conocen también como estrías de distensión ó marcas de estiramiento. Cuando éstas son inmaduras o recientes se caracterizan por áreas planas o ligeramente elevadas en la piel de color rosado a violáceo, que pueden producir comezón. Con el tiempo se vuelven blanquecinas, planas o deprimidas, usualmente en sitios que han sufrido un incremento de volumen, como el embarazo, el crecimiento en la pubertad, ejercicio.

-¿Cómo se producen?

Respuesta: Existen diferentes explicaciones y causas de las estrías.  Como lo son infecciones en las que se libera una sustancia que daña el tejido de colágena y fibras elásticas, el efecto mecánico de estiramiento que propone la ruptura del tejido conectivo (obesidad, embarazo, levantamiento de pesas) o por crecimiento exagerado en la pubertad. Así también se han considerado relacionadas a incrementos en los niveles de hormonas esteroideas, enfermedades crónicas del hígado o factores de inmunosupresión.

-¿Cómo se desarrollan?

Respuesta:  Existe inicialmente una importante inflamación de la piel (en la dermis- parte media de la piel) con la posterior reorganización de las fibras de colágena en forma paralela a la epidermis, con la final pérdida de éstas y de las fibras elásticas (fibrilina), sumado a un aplanamiento de la epidermis (parte superficial de la piel).

-¿Se relacionan con la obesidad o el peso corporal?

Respuesta: Si, con mayor frecuencia se relaciona con un incremento abrupto del peso corporal o incremento en la talla o dimensiones de ciertas áreas del cuerpo (muslos, glúteos, brazos, región lumbar).

-¿A qué edad son más frecuentes?

Respuesta:  En la pubertad o adultos jóvenes. Las mujeres son afectadas 2.5 veces más que  los hombres y hasta en el 90% de sus embarazos

-¿El tipo de piel (blanca o apiñada o negra) tiene algo que ver con su presencia?

Respuesta:  No se ha identificado una diferencia en incidencia por fototipo de piel. Sin embargo el color de las estrías si se modifica con el color de piel y se observan con mayor frecuencia estrías negras y menos blancas o violáceas en personas con color del piel negro.  También según el tipo de piel será la respuesta al tratamiento, es decir en pieles morenas a negras es indispensable calcular los efectos adversos.

-¿En los hombres en que zonas son más comunes?

Respuesta:  En los hombres se afectan más muslos y región lumbosacra, o en su defecto brazos si es que se practica el levantamiento de pesas.

-¿De qué manera se pueden evitar?

Respuesta: La forma ideal de evitarlas, sería no involucrarse en mecanismos de estiramiento de la piel abruptos, como obesidad en corto tiempo o levantamiento de pesas de forma no gradual. Sin embargo, las otras causas se vuelven difíciles de predecir y controlar. Como el crecimiento de la pubertad, el embarazo, o enfermedades que se manifiestan inicialmente con incremento de volumen en ciertas áreas, como síndrome de Cushing, inmunodeficiencias, etc.  Se han planteado modalidades preventivas como el masaje, el uso de cremas con mentol (verum), multivitamínicos tópicos (vitamina A, vitamina E), ácido hialurónico (crema alphastria)  con una respuesta alentadora en la prevención de la formación de estrías.  El uso de cremas que contienen el extracto de Centella asiactica, vitamina E e hidrolizados de colágena y elastina (nombre comercial Trofolastina) también han demostrado prevenir el desarrollo de estrías.  Es importante recalcar que no se ha comprobado que la pérdida de peso solo o aunado a ejercicio prevengan o mejoren las estrías.

-¿Si ya están presentes cuales son los esquema de tratamiento?

Respuesta: Se pueden utilizar en su fase inicial (inflamatoria) cremas con tretinoína con resultados variables, pero con una disminución alrededor del 20% en su tamaño.  El peeling con ácido tricloroacético se ha utilizado por mucho tiempo, sin embargo, a concentraciones del 15-20% logra mejoría en la textura y color solamente, sin llegar a la desaparición.  Diversa tecnología de láser se ha utilizado, siendo actuálmente el de mayor eficacia y seguridad la fototermolisis fraccionada.

-¿Se pueden tratar en casa o se requiere el apoyo de un especialista o acudir a una clínica?

Respuesta: Todos los tratamientos relacionados con la piel deben ser evaluados por el especialista (dermatólogo) para ofrecer el mejor diagnóstico e individualizar los tratamientos con un adecuado seguimiento de posibles complicaciones.  Es de gran riesgo aplicar tratamientos en casa, sobre todo en mujeres embarazadas quienes pueden sufrir complicaciones para ellas o el bebé.

-¿Es posible que desaparezcan? 

Respuesta: Ningún estudio ha demostrado la desaparición completa de las estrías, sin embargo, se logra una mejoría considerable con algunas terapias.

29 mayo, 2011 Posted by | Dermatología | 2 comentarios